La conversión en e-commerce

Buy now button with a shopping cart on white background.

¿En qué sentido se aplica el término conversión en el mundo del e-commerce? Básicamente, se trata de concretar un resultado de marketing puesto anteriormente como objetivo. En una tienda online, esto puede abarcar la cantidad de transacciones completas realizadas en un tiempo determinado o el número de suscripciones a un newsletter de ofertas, por ejemplo.

El concepto de conversión varía según el objetivo de cada proyecto. De esta forma, en un portal orientado a los contenidos la conversión puede medirse en relación a las suscripciones al feed RSS o al boletín mensual del medio. En una página de atención al cliente, por su parte, la conversión va a estar determinada por el acceso a la sección de preguntas frecuentes o por la recepción de un correo electrónico para aclarar alguna duda.

Por otro lado, en el universo de las redes sociales la conversión podría medirse con relación al número de fans, amigos, seguidores, cantidad de likers (al estilo “me gusta” de Facebook) y otros indicadores. Sin duda, en el marco de una tienda online el concepto de conversión es de gran utilidad, porque nos permite medir el impacto de nuestro negocio en términos de venta y de llegada a nuestro público-objetivo.

Ratios de conversión

El análisis de los ratios de conversión permite optimizar los resultados del negocio. El ratio o tasa de conversión (CR) puede identificarse como el porcentaje de usuarios de la web que completan una acción deseada de acuerdo a los objetivos de nuestro proyecto (compra de un producto, solicitud de información, suscripción a un newsletter, etc.).

En el caso específico de las tiendas online, que particularmente nos preocupan en este blog, el CR más importante es aquel que nos indica el porcentaje exacto de visitantes que lleva adelante una compra en nuestra web. Lógicamente, este indicador se encuentra directamente relacionado a distintos parámetros externos, como los sistemas de publicidad incorporados, la reputación de la tienda en blogs especializados o redes sociales y otras cuestiones.

Los factores internos

Al mismo tiempo, los factores internos también pueden influir en el ratio o tasa de conversión. Cuestiones como el diseño y arquitectura de la información de la página web que aloja a la tienda online, la funcionalidad y simpleza para el usuario de los procesos de compra, la usabilidad del portal o la seguridad ofrecida en las transacciones determinan los resultados de un análisis en este punto.

En consecuencia, conocer estos parámetros nos permite otorgarles toda la importancia que merecen para optimizar el rendimiento de nuestra tienda online y disminuir al mínimo posible la incertidumbre en torno al negocio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>