Consejos para buscar financiación en el e-commerce

Hoy en día muchos inversores miran con lupa a las start-up y más aún si son tecnológicas. Dentro de este último grupo se encuentran las tiendas online, que hasta hace poco eran las grandes olvidadas por los inversores. Sin embargo, el impresionante crecimiento que está teniendo el comercio electrónico en España hace que los inversores empiecen a poner su punto de mira en el e-commerce y estén estudiando muchas tiendas virtuales para invertir en ellas.

Ahora bien, ¿cómo conseguir que un inversor se fije en tu empresa de Internet?, ¿cómo llegar a los inversores y hacer que te conozcan?, ¿cómo conseguir dinero para potenciar tu tienda online?

Entendiendo el rol del inversor

Es importante tener en cuenta un detalle si todavía no conoces este terreno y desconfías de él: los inversores no quieren tu empresa ni tu idea, solo quieren invertir en ella si piensan que con esa inversión van a ganar dinero en un plazo razonable, y se van a ir una vez cumplida su misión. Si tienes miedos infundados a que alguien te “robe” tu idea, no busques inversores. Si crees que pretenden entrar en tu empresa y “destituirte” como CEO, no busques inversores. Si eres de los que piensan que no quieres que nadie te diga “lo que tienes que hacer para mejorar” no busques inversores.

Antes de entrar en detalle sobre cómo buscar inversores y presentarles tu proyecto es importante que sepas cómo piensa un inversor y cuál es su rol en la inversión.

El inversor busca proyectos en los que ganar dinero, cuanto más mejor en el menor plazo posible. Son personas acostumbradas a asumir riesgos, pero quieren que les minimices esos riesgos. Lo que pretenden es poner un capital a cambio de una participación (casi nunca mayoritaria), y tener una salida en el momento en que obtengan la rentabilidad prevista. Si además les demuestras que el proyecto es escalable mejor que mejor porque más asegurarás su rentabilidad.

Como gente de negocios que son, otro valor muy importante de un inversor es la experiencia que tienen en el mundo de los negocios, experiencia que se traduce en asesoramiento y acompañamiento al emprendedor, muchas veces vital para encauzar correctamente las líneas estratégicas del proyecto. Otro valor vital son los contactos que tienen en el mundo empresarial, son gente muy relacionada que muchas veces aporta más por las puertas que son capaces de abrir que por su aportación en capital o por el “mentoring” que le hacen al emprendedor con el que invierten.

Por tanto, cuando busques inversor no busques únicamente el dinero, si no una relación cómoda, que aporte valor, que te haga sentir seguro con la persona o personas con las que vas a asociarte y, por supuesto, que exista “feeling”.

Una vez que un inversor entra en tu empresa, se convierte en un socio más que muy probablemente te llame a menudo para saber qué tal va todo y quiera que tú le llames para informarle de tus progresos.

A partir del momento de la entrada serán frecuentes las reuniones, viajes y gestiones que haréis juntos, cualquier día a cualquier hora. Será un viaje conjunto y apasionante, en el que las relaciones humanas serán vitales, pero al fin y al cabo estarás haciendo negocios con gente de negocios.

Dónde encontrar inversores para mi tienda online

Pero, ¿cómo llego a estos inversores? Antes de contactar con ellos es importante que les estudies y analices cuál es el tipo de inversor más adecuado para tu proyecto. Hay inversores que tienen límites máximos de inversión de 40K€, otros sin embargo no entran en cantidades  inferiores a 150K€. Los hay que invierten en empresas innovadoras y otros que apuestan por conceptos más tradicionales. Existen los especializados en determinados sectores, como el juego o la música, y otros que prefieren diversificar. Por eso es importante que primero analices los tipos de inversión que realizan para ahorrarles y ahorrarte tiempo.

Una vez que localices el tipo de inversor al que le puede interesar tu negocio, busca información sobre la persona o personas que hay detrás y piensa si te sentirás cómodo con ellos y ellos contigo, busca gente que les conozca y pregunta referencias, busca en las redes sociales, en los foros, en Vimeo y YouTube, etc.

Una vez que tienes localizados los potenciales inversores a los que acudir, no se puede ir a ellos sin más, ya sea por la calle, por teléfono o por mail con la idea de que vean tu proyecto. Ponte en sus zapatos y piensa cómo te sentirías si cada día decenas de personas quisieran hablar contigo y contarte sus ideas buscando tu dinero y sin la preparación adecuada.

Busca el contacto adecuado en su empresa y plantéale que te gustaría presentar el  proyecto. La persona adecuada te informará de cómo debes proceder y normalmente todos te pedirán los mismos requisitos (plan de empresa, resumen ejecutivo, historia curricular de los emprendedores y del equipo gestor, datos económicos del estado del proyecto, etc.), así que puedes ir preparando toda esa documentación y tenerla actualizada. Pero no creas que con presentarlo está todo hecho, ya que diariamente reciben decenas de propuestas de inversión y tienen que actuar en base a un protocolo determinado y muy estricto.

Si tienes la suerte de que quieran ver tu proyecto y les resulta interesante, te citarán para hacer una presentación de no más de 5 minutos. Es importante, por tanto, preparar una buena presentación del proyecto para los inversores.

Y a partir de aquí ya depende de ti.

Otras alternativas que no debemos olvidar

Pero, ¿qué puedes hacer mientras esto ocurre? Ensayar y seguir ensayando en los diferentes foros de inversores que hay por toda España. Tienes innumerables tipos de foros y eventos organizados por un montón de instituciones como SeedRocket, Wayra, CvBan, diferentes institutos de empresa, etc. Busca información y preséntate a todos los que puedas.

En esta parte no importa el tipo de inversor que necesites, lo importante es mejorar tu presentación y ver muchas presentaciones de innumerables proyectos. Además, te va a permitir conocer a un montón de gente que puede resultar muy interesante y también podrás conocer inversores y ellos te conocerán a ti y te verán en acción.

A veces un inversor puede no haber seleccionado tu proyecto en una primera fase porque no lo tenías lo suficientemente maduro o la presentación no era lo suficientemente buena, pero es muy probable que después de ensayarlo varias veces y de presentarlo otras tantas, lo tengas más maduro y un buen día te vean en una presentación y sean ellos los que te llamen para saber más. Ese es el verdadero objetivo, conseguir que un inversor te llame o pida tu teléfono o correo electrónico.

Mi consejo es que trabajes tu presentación, la muevas por los foros adecuados y establezcas los contactos apropiados.

Recuerda que, como decía mi amigo @elpady, lo importante no es que abras una puerta, si no que esa puerta abra otra, y esa otra, y esa otra, hasta abrir la puerta adecuada.

Mucha suerte con tu búsqueda y que hagas grandes negocios porque este es el mejor momento para ello.

En las categorías Ecommerce

Deja un comentario

También puedes comentar a través de tu perfil de Facebook ...