La gamificación como estrategia de engagement

La gamificación como estrategia de engagementSi hay dos conceptos que cada vez oímos más en el medio online esos son la gamificación y el engagement. Ambos conceptos están íntimamente relacionados y, de desarrollarlo bien, el primero debería llevarnos a conseguir el segundo.

Y es que una de las técnicas de  marketing online que más utilizan las marcas en los últimos tiempos para conseguir que sus usuarios interactúen es precisamente esa, la de desarrollar estrategias que en forma de juegos o retos consigan motivar a los usuarios.

Las formas y los objetivos pueden ser muy diversos, pero todas ellas tienen en común que buscan atraer a prescriptores fieles y de calidad.

La tendencia está en pleno despegue y se calcula que para 2015 la mitad de las marcas utilizarán la gamificación dentro de su proceso de innovación, según un informe de Gartner.

Marcar la diferencia

Gracias a esta técnica se consigue no solo llegar a gente que antes ni siquiera nos conocía, sino la consiguiente subida de tráfico y, por qué no, de ventas. Es, además, una técnica poco invasiva que los usuarios acogen de buen grado y, depende del caso incluso con entusiasmo, e incluso acelera los ciclos de feedback con los usuarios.

Pero lo cierto es, que como apunta José Carlos Cortizo en Loogic, que el término se oiga cada vez más no significa que realmente se lleve a cabo, ni siquiera en las aplicaciones móviles que dan más pie a ello. Desarrollar una buena estrategia de gamificación sigue siendo una buena forma de diferenciarte de tu competencia y atraer a esos consumidores menos fieles.

Pero esto no puede realizarse de cualquier forma. Se necesita, como en tantas otras técnicas, de un proceso de creación y planificación que nos permita llegar a nuestros objetivos, que deben ser claros, y cubrir las necesidades que nuestro proyecto.

¿Cómo gamificar una e-commerce?

En el caso de las tiendas online, las técnicas son similares al resto de sitios web, pero adaptados obviamente a su propia naturaleza y al tipo de productos que se venden en ella.

Es importante recordar que, independientemente de la estrategia que queramos seguir, cuanto más sencillo es el proceso de compra de una tienda online, más posibilidades de venta. Por ello, la gamificación no debe complicar el proceso de compra para evitar que el usuario pierda el interés y abandone el carrito.

Algunas técnicas son muy conocidas desde hace años por las tiendas offline, como son los sistemas de acumulación de puntos por compra que proporcionan recompensas apetecibles como regalos o descuentos. A mayor complejidad del juego, mejor debe ser el premio a conseguir, de lo contrario el usuario perderá el interés y no realizará ningún esfuerzo.

Igualmente, si el juego requiere un largo periodo de tiempo para ser completado, debemos ir dando pequeñas recompensas por el camino que animen a seguir participando y no abandonen desanimados.

Y tú, ¿qué otras estrategias has realizado o has visto en una tienda online para conseguir engagement a través de la gamificación?

 

En las categorías Tecnología

6 comentarios sobre "La gamificación como estrategia de engagement"

Deja un comentario

También puedes comentar a través de tu perfil de Facebook ...