Las descargas ilegales pueden impulsar la compra de música legal

mp3 player

Lo que a priori podría parecer un argumento absolutamente descabellado ha resultado ser parte de la solución a los problemas de la industria musical, las descargas ilegales. Y es que esa es una de las conclusiones de un reciente estudio titulado “El consumo de música digital en Internet: La evidencia de los datos clickstream” de la Comisión Europea publicado por el IPTS (Instituto de Prospectiva Tecnológica) perteneciente al Join Research Centre, en el que se muestra cómo las descargas ilegales en Internet no afectan de forma negativa a las ventas mediante los canales de pago.

Muy al contrario, el estudio expone que las descargas ilegales son una especie de prueba para los compradores antes de decidirse a hacer efectiva la transacción.

Escuchar antes de pagar

Para llegar a esta conclusión, el estudio ha usado a 16.000 internautas de diferentes países como España, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia buscando los hábitos de los diferentes usuarios y midiendo cuál era la relación real entre las visitas a las páginas de descarga de música y las de descarga legal, de pago o streaming.

En este sentido, el estudio afirma que “la mayoría de la música que se consume ilícitamente por los individuos de la muestra no se habría comprado si no estuviera disponible en los sitios web de descarga ilegal”.

En el caso de las plataformas que ofrecen música en streaming, el estudio confirma que favorecen y aumentan las visitas a las tiendas de música online, aproximadamente un 7%, lo que hace pensar que se trata de una forma de estimular al comprador.

Se reabre el debate de las leyes “anti-piratería”

Los investigadores aseguran además que “a primera vista, los resultados indican que la piratería de música digital no desplaza compras legales de música en formato digital. Esto significa que aunque hay traspaso de los derechos de propiedad privada, no es probable que se haga mucho daño a los ingresos de la música”.

Con esto, los investigadores del estudio de Join Research Centre no pretenden hacer ninguna recomendación ante las plataformas anti-piratería ni en defensa de los derechos de autor, pero sí reabre el debate sobre cuál debe ser la vigilancia y la aplicación de las leyes que castigan la piratería en toda Europa.

Tras el análisis a los 16.000 participantes en este estudio, la conclusión de los investigadores es clara: “la piratería musical no debería ser vista con preocupación por aquellos que ostentan los derechos de autor en la era digital”.

De los discos físicos a las descargas legales

Mientras tanto, otros estudios confirman que, mientras las ventas de discos físicos disminuyen, las compras de venta de música legal online aumentan con buen ritmo.

Un claro ejemplo de ello es Reino Unido, donde el 99,2% de todos los singles comprados durante 2012 fueron descargados, según un estudio de BPI’s Digital Music Nation. Este informe señala también que el 27,7% de los británicos compró descargas legales o streaming durante 2012.

¿Cómo veis este, siempre controvertido, tema?

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>