Cómo mejorar la landing page de tu e-commerce

Web design concept

Una buena landing page es fundamental para captar clientes y mejorar la tasa de conversión. Aunque a primera vista pueda parecer que tienes una buena landing page, es posible que no estés obteniendo los resultados esperados y eso se debe a que existen pequeños trucos difíciles de apreciar. Por ello, te vamos a explicar una serie de consejos para optimizar la landing page, de modo que aumentes tu tasa de conversión.

Lo primero que debes hacer es identificar los problemas de la página de aterrizaje actual para poder solucionarlos. Para dar con la mejor configuración debes hacer las pruebas necesarias hasta encontrar la versión definitiva con la que aumentar el número de clientes.

Cómo elaborar el contenido de una página de aterrizaje

A la hora de elaborar el contenido, debes tener en cuenta el público al que va dirigido tu landing page. Hacer una buena segmentación de los compradores es fundamental para que el cliente finalmente decida comprar.

El uso de palabras clave mejorará tu posicionamiento en la web, de modo que los clientes puedan encontrarte fácilmente. Es fundamental que las incluyas tanto en el contenido, como en el título y la URL de la landing page. Las keywords deben ser seleccionadas cuidadosamente atendiendo al tipo de cliente al que te diriges y con qué palabras crees que él te buscaría en Internet. Para potenciar el SEO también sería conveniente que consiguieras enlaces desde páginas relevantes.

Es importante que el cliente no se aburra en tu landing page, porque de lo contrario, la abandonará. Intenta sintetizar lo más importante del producto que ofertas utilizando el menor número de palabras posibles. Como todo en Internet, el uso de imágenes y vídeos son un complemento perfecto para añadir información sobre el producto que quieres vender y hacer el contenido más ameno.

Asimismo, si para realizar la compra optas por incluir un formulario, solicita solo la información necesaria. Los formularios que piden demasiados datos personales desincentivan a los compradores.

En la Red, existen muchos usuarios desconfiados. Una buena manera de hacer que este tipo de clientes te realice una compra es transmitiéndoles credibilidad y confianza mediante comentarios o críticas de otros compradores o explicándoles brevemente la trayectoria de tu empresa.

Estética para mejorar la tasa de conversión

La apariencia es uno de los elementos fundamentales que forman parte del éxito de una landing page. Lo más importante es que las llamadas a la acción (calls to action) sean llamativas y estén en zonas que sean visibles al primer golpe de vista. Para saber en qué zonas de la pantalla tenemos mayor tendencia a fijarnos puedes utilizar herramientas de eye tracking, que describen el movimiento de los ojos a la hora de abrir una página web.

Para facilitar la lectura del contenido de la landing page, debes utilizar fondos blancos y claros. Los fondos oscuros tienden a incomodar al comprador, que por norma general, no aguantará mucho en la web. Los contrastes sí que funcionan muy bien, de modo que al utilizar fondos claros, debes utilizar letras de colores oscuros y legibles, que fomenten que el cliente potencial termine de leer la información.

Una vez que has seguido todos estos consejos para crear una buena landing page debes asegurarte de que el tiempo de carga es el mínimo posible. En Internet el tiempo es oro y dos segundos más de la cuenta puede hacer que un cliente potencial abandone tu landing page.

 

¿Qué otros métodos usas tú para mejorar tu landing page?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
  1. isidro

    13/09/2013

    Elena me podías facilitar tu mail.

  2. Fernando

    19/12/2013

    Gracias por toda la información de este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>