¿Correo ordinario o certificado?

Close-up Of Postman Putting Letters In Mailbox

Cuando tenemos que enviar una carta o algún tipo de información a través del correo siempre nos planteamos la misma problemática, elegir entre correo ordinario o correo certificado. Pues bien, hoy vamos a explicaros en qué consiste cada una para que podáis apreciar las diferencias que hay entre ellas y saber cuál es el que más os conviene.

¿Cuándo deberías utilizar el correo ordinario?

El correo ordinario, o más concretamente, la carta ordinaria, es ideal para dar respuesta  a la necesidad de envíos de documentación hasta 2 kilogramos de peso; contenido que suele ser de bajo valor material y del que no es preciso tener un resguardo de imposición en Correos ni tampoco una fehaciencia de su entrega al destinatario.

¿Pero qué sucede si el envío tiene mal la dirección? En este caso Correos no puede localizar el envío para subsanar el error, ya que el correo ordinario no tiene un número identificativo y singularizado que lo permita. ¿Os imagináis buscar una carta entre los más de 16 millones de cartas recibidas por Correos diariamente?

Y ¿qué sucede si el destinatario nos dice que no le ha llegado el envío? Pues que tendremos que creerle, puesto que Correos no puede garantizarnos su entrega: estos envíos se depositan en el buzón junto a otros muchos envíos, sin recoger en ningún documento ni en ningún dispositivo la firma del destinatario.

Y ¿qué sucede si el remitente,  la persona que envía la carta, le dice al destinatario que se la ha enviado y no es cierto? Tampoco en este caso el remitente puede demostrarlo porque se trata una carta ordinaria.  Correos no entrega resguardo justificativo de haber contratado el servicio. Una carta ordinaria puede ser depositada en un buzón postal de la vía pública,  en el buzón de la oficina…

En definitiva, la carta ordinaria es barata, pero es más recomendable para mercancías de poco riesgo. Podemos enviar un Pendrive o un CD por  menos de 1 euro desde una localidad de Galicia a otra de Canarias…. Pero como dice el consabido dicho popular,  “lo barato puede salir caro”.  Sobre todo si tenemos una incidencia y necesitamos realizar una gestión sobre el envío. ¿Así que por qué no tenerlo en cuenta antes de decidir qué tipo de envío vamos a utilizar?

¿Cuándo debería optar por el correo certificado?

La pregunta sería, ¿compensa pagar la diferencia entre uno y otro? Pues bien, la respuesta creemos que depende del valor material o emocional del contenido,  de las garantías que queramos tener sobre que el servicio ha sido confiado a Correos  y  de que  el envío se haya entregado al destinatario. Si necesitamos esta información y  la carta pesa menos de 2 kilogramos, utilizaremos pagando un poquito más, la carta certificada.

Si lo que queremos además,  es una trazabilidad total del envío o el peso es superior a 2 kilogramos, utilizaremos un producto de paquetería dentro del amplio catálogo de productos disponibles para enviar paquetes. De la necesidad de la urgencia en el plazo de entrega,  dependerá la elección de uno u otro.

Ya sea una carta certificada o un producto del portfolio de paquetería, se garantiza siempre la entrega y en el caso de una incidencia puntual por pérdida del envío, se abona una indemnización. Y también, en  algunos de estos productos si se produce demora en el plazo comprometido de entrega,  se devuelve la tarifa abonada.

Y si demás de lo anterior, ¿el valor del contenido del paquete es elevado?: Un diamante, el último grito en tecnología, la última “golosina” de Apple… Entonces lo mejor será contratar el servicio del seguro. Correos nos devolverá, en caso de incidencia, el importe de su valor, siempre que sea en caso de pérdida o destrucción del objeto asegurado.

Como veis, no será porque no haya productos postales que satisfagan nuestras necesidades para el envío de documentación o mercancía. ¡La oferta es realmente amplia y adaptable a todas las necesidades! Lo más importante, después de todo, será disponer de toda la información posible para poder elegir el envío que más nos convenga.

¡Esperamos haberos servido de ayuda para tomar esta decisión!

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
  1. Sebastian Suarez

    27/02/2014

    En Argentina, enviar correo simple , es sinónimo de no enviar, no tiene seguimiento por lo que la respuesta siempre es, el cartero la entrego en el buzón, alguien lo habrá sacado. Y si hablamos de correo certificado la cosa cambia y hay hasta un 98% de entrega.

  2. Mónica García

    28/02/2014

    Útil y estupendo artículo. Es verdad que a veces lo queremos todo: un pollo grande que pesé poco :)))

  3. carlos campi

    02/03/2014

    Lamento discrepar en parte con la afirmación de Sebastián Suarez, en Argentina enviar correo simple es no enviar, esa es la parte coincidente, pero si hacemos un envío certificado, la probabilidad de que llegue al destinatario es una quimera. Esto se repite con el Correo de España, ya que enviar por certificada un paquete hacia Argentina, tampoco no da la seguridad de que llegue. Hace unas horas publique mi lamentable experiencia en donde están involucrados los dos Correos, y nadie se hace cargo de la desaparición misteriosa del envío. Creo, que debería haber una investigación, desde mi humilde punto de vista…

  4. bemovil

    29/03/2014

    Para mí es muy sencillo.

    No hay elección, para envíos comerciales siempre –> correos certificado.

    El correo ordinario se utiliza únicamente para cuando tengas que enviar alguna documentación poco urgente o alguna pieza barata como puede ser por ejemplo un cable o un cargador de móvil (mi sector es la telefonía móvil), para lo demás… correos certificado.

    Gracias por vuestro blog!

    Un saludo!

  5. Manuel Boya Escudero

    28/02/2015

    Tengo motivos el correo ordinario del banco, no llega a casa. Que puedo hacer

  6. alejandro barriga robles

    07/04/2015

    yo he enviado por segunda vez unos documentos a Chile de forma certificada, he pagado 13 euros por ello, y la primera vez me lo devolvieron a los 3 meses; ahora el día 13/03/2015 he enviado otros documentos a mi hija y ya van 23 días y aun no han recibido el envió en Chile; estoy temiendo que otra vez sera un envió frustrado…. he puesto en el remitente y el destinatario un numero de contacto para la recepción en caso de cualquier problema de entrega hoy ire a correo a ver que me diran…un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>