¿En qué afecta la nueva ley de consumidores a las e-commerce?

Shopping cart on wooden surface

El pasado 13 de junio entró en vigor la nueva Ley Nacional de Defensa de los Derechos de los Consumidores, con la que se pretende, entre otras cosas, equiparar el derecho de los consumidores españoles a los del resto de europeos. Esta nueva normativa viene cargada de novedades y algunas de ellas afectan directamente al e-commerce.

Por eso hoy queremos repasar las principales modificaciones, ya que todas las tiendas online deberán introducir estos cambios.

Modificaciones introducidas en la nueva ley

Si algo queda claro en la nueva ley es que la transparencia debe ser la norma. Por ello, muchas de las nuevas normativas van en caminadas a ofrecer mayor información al usuario y que sea consciente en todo momento tanto del momento de compra en el que se encuentra como de los gastos a los que se está comprometiendo. Así, desde ahora debe existir más información precontractual. Es decir, se debe ofrecer al consumidor una información más detallada en las páginas de productos y en las de pedidos. Esto va desde el precio total de los bienes y servicios, hasta las modalidades de pago aceptadas, entre otras cosas.

En este sentido, las e-commerce deben tener mucho cuidado con los pagos adicionales. Ahora es necesario el consentimiento del usuario para poder llevarlos a cabo. Este deberá ser consciente de lo que pagará finalmente. Del mismo modo, también se le deberá proporcionar la información necesaria acerca de los medios de pago. Es decir, debe estar informado en todo momento sobre los costes que implican las diferentes opciones de pago.

Y, justo antes de realizar la compra, en el momento de efectuar un pedido, el cliente debe ser totalmente consciente de que el hecho de hacerlo conllevará una obligación de pago. ¿Cómo? Mediante el uso de botones claros y concisos en los que pongan palabras descriptivas como “realizar compra” o “comprar”.

Y, aunque en la mayoría de los casos ya es habitual realizarlo, normalmente vía correo electrónico, la nueva legislación hace obligatorio el envío al comprador de la confirmación de sus pedidos una vez realizados.

En cuanto a la facturación, el usuario podrá elegir el tipo de factura y tiene derecho a recibirla en papel sin conste.

En cuanto al plazo de devolución obligatorio, se amplía de 7 días naturales a 14. Esta reforma añade también el hecho de que, en el caso de que no se le informe al consumidor de este derecho, el plazo podrá alargarse hasta los 12 meses. Igualmente, el consumidor debe estar informado antes de realizar el pedido no solo del plazo de devolución sino de los costes y formas de llevarla acabo. Además, debe conocer el modelo de formulario de desistimiento antes de la conclusión del contrato.

¿Tienes ya adaptada tu tienda online a la nueva ley?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>