Aumenta tus ventas y mejora tu visibilidad con el cashback

Finanzielle Freiheit

¿Te imaginas que te devolvieran una parte del importe cada vez que realizas una compra por Internet? ¿Qué crees que opinarían tus clientes si lo hicieras en tu tienda online? Que te paguen por realizar una compra es el sueño de muchos usuarios. Y no es algo descabellado. Cualquier tienda online puede ofrecerlo gracias al cashback.

Esta técnica anima a la venta a los posibles clientes atraídos por la idea del ahorro asegurado.

Funcionamiento del cashback

El funcionamiento se basa en la figura del intermediario para realizar una venta en la Red. En este caso el intermediario es la página web de cashback. Es decir, que el usuario que quiere realizar una compra a través de Internet, en lugar de ir directamente a la web de la tienda, accede a través de un portal de cashback. Y precisamente por la intermediación, la tienda online le ofrece una comisión a la página de cashback que a su vez le da una parte o el total del importe al usuario. Sencillo, ¿verdad? El ahorro del consumidor se va acumulando poco a poco en su cuenta del cashback de manera que lo pueda gastar para futuras compras.

Dentro de este modelo existen diferentes modalidades en función del porcentaje de la comisión que la empresa de cashback ceda a los compradores, puede optar por ceder el total o una parte, dependiendo de la empresa.

Beneficios para todos

Se trata por tanto de un modelo de negocio en el que todas las partes obtienen sus beneficios. Los usuarios aumentan su ahorro, las firmas o empresas que ofrecen sus productos en estas webs pueden aumentar sus ventas.

Por su parte, las páginas web de cashback obtienen ingresos derivados de las comisiones u ofrecer visibilidad extra a las empresas con las que tienen acuerdos. Algunas de las páginas de cashback más conocidas son beruby, Lyoness o Bonusralia.

Además, la firma que decide promocionarse a través del cashback no tiene nada que perder, ya que la comisión solo se entrega una vez que la venta haya sido realizada. Así, aunque el beneficio se reduce un poco debido a la comisión, la venta está asegurada.

Otra de las ventajas para la tienda online es que el cashback puede aplicarse a cualquier producto o servicio. De este modo, no hay ningún tipo de restricción en lo que se refiere al ámbito de actividad, cualquier e-commerce puede aprovecharse de las ventajas de este modelo de negocio.

¿Has probado esta estrategia en tu tienda online?

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
  1. Rosa Melano

    22/02/2015

    Suena interesante, gracias por el consejo la pondremos en practica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>