El negocio digital abandona la estacionalidad gracias a la fidelización

Close-up Of Person Hands Analyzing Financial Statistics Displayed On Digital Tablet

Aquellos que ya se hayan aventurado a crear un negocio online probablemente ya hayan escuchado advertencias sobre la dificultad de darse a conocer y la escasa regularidad de los pedidos. El primer problema existe, pero puede solucionar con estrategias de marketing y un poco de paciencia; el segundo, en cambio, comienza a desaparecer gracias a dos factores cruciales: el m-Commerce y la fidelización de clientes.

Los detractores del comercio electrónico, que los hay, suelen centrar sus críticas en la alta estacionalidad del mercado digital. Las estadísticas parecen darles la razón, con la mayoría de las ventas concentradas en la segunda mitad del año, especialmente en el tercer trimestre. La explicación es sencilla: entre julio y septiembre se dispara el negocio relacionado con el turismo y los viajes, que a la sazón es uno de los mayores sectores del mercado.

Vender online sin esperar al Cyber Monday

En julio, agosto y septiembre, los billetes de avión y las reservas hoteleras copan el mercado online, mientras que de octubre a enero, el mayor volumen de ventas es para los regalos navideños y para fechas promocionales como el Black Friday y el Cyber Monday, especialmente creado para el negocio online. Sin embargo, hay mucho negocio que hacer más allá de estas tendencias clásicas.

El e-Commerce ha crecido mucho en los últimos años, tanto en usuarios como en postores, lo que ha elevado la cantidad e importa de las ventas. Si a esto le sumamos la posibilidad de comprar en cualquier momento a través de un smartphone o tablet, el resultado es que la demanda tiende a estabilizarse más allá de los meses álgidos de consumo, aunque para aprovecharse de este fenómeno es necesario saber tratar a los clientes.

El esquema básico se compone de un entorno de venta adecuado, atención al cliente siempre puntual y una estrategia de fidelización acorde con nuestro negocio. El último paso es el más necesario a la hora de vencer la estacionalidad y de intentar regularizar nuestros ingresos. Para convertir a un mirón en un usuario fiel no sólo es necesario aplicar descuentos y promociones, sino que hay que cuidar de principio a fin la comunicación entre cliente y negocio online.

Técnicas de fidelización de guerrilla

Para definir una estrategia que genere clientela regular y entusiasta, hay que tener en cuenta hasta qué punto nuestro negocio está vinculado a determinadas fechas o momentos del año. Una tienda online de perfumería tiene mayores facilidades para fidelizar que una de gafas de sol o de bañadores, por motivos obvios. Sin embargo, casi cualquier tipo de negocio digital puede beneficiarse de un mailing inteligente que cree un vínculo especial con tu cliente.

Algunas tiendas online se olvidan del cliente justo después de la venta y otras llenan su buzón de entrada antes de ir a parar a la carpeta de spam. La clave está en un punto medio, en el que el usuario recibe ofertas personalizadas o mensajes promocionales cada semana o cada mes, al tiempo que tiene la posibilidad de interactuar con la marca a través de redes sociales.

Otro punto clave es el análisis. Repasar los datos de entradas y ventas durante todo un año ayudará a prevenir las fechas menos propicias para el negocio, que son precisamente las mejores para rebajar los precios o para iniciar una campaña de gratificaciones. También suele dar resultado ofrecer precios de oferta por anticipar las compras estacionales, como la moda de la próxima temporada, los pasajes vacacionales o las compras de Navidad. No sólo mejorará las ventas, sino que además desatascará el ajetreo logístico cuando llegue la temporada alta.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>