Los errores más comunes a la hora de mejorar la conversión

conversion

A la hora de comenzar cualquier negocio online, muchos emprendedores se han topado con un término que no terminan de comprender y del que depende en gran medida su éxito, la conversión. Las métricas son los conceptos más complejos de entender para los recién llegados, pero en el caso de la CRO o Conversion Rate Optimization tiende a atragantarse más que ningún otro.

Más allá de otros conceptos más difusos como el volumen de visitas o la relevancia, la conversión supone un dato muy tangible que nos indica claramente cuánto estamos vendiendo y qué rentabilidad estamos consiguiendo de nuestros visitantes. Por lo tanto, aprender a optimizar esta métrica es, sin duda, la clave para elegir contenidos, estrategias de comunicación y arquitecturas web.

 

¿Iniciándote en la conversión? Errores a evitar

Optimizar la conversión es un proceso complejo, pero asequible si se siguen una serie de pautas que, en su mayoría, parten del sentido común. Emplear técnicas para mejorar la CRO es indispensable para reducir costes al tiempo que se mejora la rentabilidad del site, pero no todo vale para conseguir este objetivo. Una estrategia mal dirigida o con un enfoque equivocado no sólo agotará nuestra paciencia, sino que malgastará nuestros (normalmente limitados) recursos.

Los expertos en optimización de la conversión proponen, en primer lugar, olvidarnos de la conversión. Por paradójico que parezca, es más importante aportar valor y crear una buena experiencia en el visitante que exprimirlo para que termine comprando alguno de nuestros productos. Las estrategias que se apoyan en el long tail suelen apostar por este tipo de argumentos, en lugar de soluciones cortoplacistas que sólo ofrecen resultados puntuales.

¿Cómo conseguirlo? Para mejorar la optimización, es necesario concebirla como un proceso completo y no sólo un recurso para potenciar algunos productos concretos que necesitan un esfuerzo extra para generar rentabilidad o la propia home. Por eso, es necesario optimizar todo el funnel de venta, teniendo en cuenta las fuentes de tráfico, el aumento del engagement o los leads que mejor funcionan con el tipo de consumidor al que nos dirigimos.

 

Best practices para la conversión

Para poner rumbo a una buena estrategia de optimización, es necesario pensar a lo grande, evitando parches y soluciones milagrosas que se implementan en cinco minutos. Suena obvio, pero es necesario recalcar la importancia de entender qué buscan los visitantes de nuestro negocio online y qué es lo que les empuja a consumir en él. Partiendo de una buena base estadística sobre nuestros clientes, es posible comenzar a realizar tests más concretos que ofrezcan respuestas rentables.

Una vez conocidas las métricas de nuestro e-Commerce, el siguiente paso es extraer datos cualitativos, que pueden extraerse del porcentaje de rebote, el número de páginas vistas o el número de usuarios únicos. En la optimización de la conversión, calidad supera a cantidad y es necesario ser conscientes de que las soluciones más completas requieren tiempo. A veces, el corto plazo nos ciega, pero es el largo plazo el que hará triunfar o cerrar nuestro negocio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
  1. Manuel Gil

    19/11/2015

    Muchas gracias por la referencia a BlueCaribu!

  2. marcelo

    26/01/2016

    me parece una introducción conceptual muy interesante porque ayuda a la definición de la estrategia en el comercio digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>