Cómo aventurarse en el pay-per-click sin salirse del presupuesto

PPC - Pay Per Click concept

Muchos negocios digitales se desesperan en sus comienzos por el bajo nivel de visitas de su site. Para remediarlo, abundan las estrategias SEO para posicionar orgánicamente una web determinada a través de las consabidas keywords y otras prácticas vinculadas al marketing online. Pero existe una forma más directa y contundente de generar tráfico, aunque menos común, como es el pay-per-click o SEM.

El uso de enlaces patrocinados por los que el anunciante paga al buscador funciona. Sin embargo, muchos recién llegados al comercio electrónico son reticentes a aplicar estas estrategias, precisamente por ser de pago. Es cierto que una inversión publicitaria de este calado, si está mal enfocada, puede acabar con cualquier presupuesto, pero es necesario desterrar la noción de que el pay-per-click es sólo para grandes postores y anunciantes de relumbrón.

 

Una estrategia acertada para darse a conocer

Los expertos reconocen la importancia de las estrategias de marketing de contenidos para obtener buenos resultados a largo plazo. Sin embargo, cuando un negocio digital arranca, es necesario el pequeño empujón publicitario que aportan las campañas de pay-per-click. Eso sí, hay que tener en cuenta una serie de consejos para evitar malgastar nuestro presupuesto en frentes poco productivos.

Una vez que le hemos perdido el miedo a Google AdWords o Yahoo SM, es necesario comprender qué keywords van a aportar tráfico de calidad y apostar por ellas. Además, es necesario analizar el tipo de enlace patrocinado que vamos a ofrecer, intentando que sea atractivo y que concuerde en la búsqueda en la que estás pagando por aparecer, intentando en lo posible establecer nichos y estratificar al público que buscamos atraer.

Definido el enlace y su apariencia, el siguiente punto es la landing page. ¿Dónde va a dirigir tu anuncio de pago a aquellos que lo pulsen? Si no es a una página concreta que fomente la conversión, como la de un producto que concuerda con las keywords introducidas, estamos perdiendo tiempo y dinero. Enlazar a la home page es tentador, pero supone arriesgarse a que el visitante se canse de brujulear en la web buscando algo que ya parecía haber encontrado.

 

ROIhacking y pay-per-click de guerrilla

Para mejorar al máximo el ROI -retorno de inversión-, a menudo es necesario emplear un enfoque específico en lugar de uno demasiado general. El motivo es fácil de explicar, ya que, cuanto más amplio sea el reclamo de nuestro enlace patrocinado, más caro será el click y mayor la competencia que tendrá que afrontar. Además, se reduce el riesgo de que nuestro presupuesto se diluya en búsquedas que no se corresponden con el público deseado.

Cuando ya tenemos un poco más de experiencia con las estrategias pay-per-click, es necesario tener en cuenta otro consejo importante, como es el de apostar por horarios concretos. Tras recibir los resultados de nuestras primeras campañas, podremos conocer qué horarios son más propicios para atraer visitas que generen conversión. De hecho, muchos negocios B2C obtienen sus mejores resultados en el clásico horario de oficina, a pesar de lo contraintuitivo que pueda parecer.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>