Internet de las cosas, la clave para optimizar la experiencia de usuario

customer concept in financial chart graph

Para muchos, el concepto de Internet de las cosas suena a ciencia ficción. Y si hablamos de su aplicación al terreno del negocio digital, algunos llegarían a tacharlo de utopía. Nada más lejos de la realidad. La capacidad de los dispositivos inteligentes más cotidianos para interconectarse y facilitar todo tipo de usos y ventajas es también uno de los campos emergentes en el e-Commerce.

Las aplicaciones prácticas más conocidas del Internet de las cosas se ven en las smartbands como Fitbit o Nike+ o en aplicaciones centradas en la domótica y las cerraduras inteligentes. Sin embargo, en el terreno del marketing online es donde esta interconexión entre objetos ofrece datos interesantes para la mejora de la experiencia de usuario y del diseño web.

Un flujo constante de datos útiles entre dispositivos

Según un estudio de Gartner, en 2020 más de la mitad de los principales sistemas y procesos de comercio incorporarán elementos del Internet de las cosas. Una de las aplicaciones más conocidas tiene que ver con la gestión del stock y la optimización del proceso logístico, tanto para el retailer como para el consumidor. Esto implica la ventaja de automatizar procesos como la compra semanal y, al mismo tiempo, fidelizar a un cliente que volverá a pasar por caja en cuanto su despensa se vacíe.

Pero eso es sólo el comienzo. El volumen de datos que aportará un número creciente de dispositivos inteligentes implica que será más sencillo y fiable conocer e interpretar los hábitos y conductas de los consumidores en tiempo real. Del mismo modo, los datos que arroja esta interconexión total ayudará a crear sitios web y tiendas online más intuitivas, que respondan a los deseos de quienes las visitan y que sean totalmente seguras a la hora de realizar pagos.

Aplicar el Internet de las cosas al UX

Hasta ahora, la interacción con el cliente se basa en el uso de métricas y en las incidencias que va acumulando el departamento de atención al cliente. Gracias al Internet de las cosas, podremos saber en tiempo real en qué paso abandonó el cliente potencial su carro de la compra y por qué o si ha recibido su pedido incluso antes que el propio consumidor, lo que supone anticipar y corregir problemas antes de que haya que tomar medidas más drásticas.

En el campo de la experiencia de usuario o UX, según sus siglas anglosajonas, este nuevo campo supondrá disponer de la información necesaria de forma segmentada y, por lo tanto, alcanzar las metas de forma más fiable. El objetivo a medio plazo es el de reducir el factor de duda y la curva de aprendizaje del consumidor al mínimo para afrontar la competitividad del mercado con un enfoque individualizado.

La entrada de dispositivos inteligentes e interconectados en el terreno del comercio electrónico llegará de forma simultánea a su aplicación en el sector del urbanismo sostenible, de la conducción o de la medicina 2.0. Su implantación supondrá orientar al usuario todas las interacciones comerciales y simplificará la tarea de descubrir qué es lo que busca y cómo presentárselo de la manera más rentable.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>