Alibaba bate su récord de ventas y apuesta por duplicar la cifra en cinco años

Laptop and man who working and hold in hand credit card

En los últimos años, China ha iniciado un proceso de transformación sin precedentes que le ha llevado a convertirse en la primera potencia económica mundial, adelantando a EEUU por PIB hace unos meses, y mayor mercado de e-Commerce desde hace tres años. Y gran parte de este nuevo modelo económico chino lo componen empresas como Wanda, Baidu, Xiaomi o Alibaba.

Ya habíamos hablado en este blog de la compañía de Jack Ma, un gigante minorista digital que compite de tú a tú con Amazon o eBay expandiéndose fuera de su mercado matriz. Mientras algunos analistas advierten sobre la fragilidad de la economía china -que “apenas” crece un 6’5% anual-, Alibaba ha vuelto a batir su récord de ventas a pesar de que su expansión internacional aún no supone un porcentaje reseñable de sus resultados.

 

Multiplicarse por tres en tres años

Uno de los factores principales de que Alibaba haya conseguido batir sus propias cifras en 2015 ha sido precisamente el nuevo modelo económico que las autoridades chinas llevan décadas intentando implantar. Así, el gigante del e-Commerce chino se apoya en una clase media emergente cuyas necesidades y transacciones comienzan a equipararse con las de las economías de mercado.

De hecho, el despegue del consumo interno, ligado a la enorme capacidad industrial, exportadora y logística de su país son las causas a las que muchos atribuyen el éxito de Alibaba. Todo ello, ha generado más de 400.000 millones de euros en ventas durante el año anterior, una cantidad que triplica los datos de la compañía china en 2012 y que está a la altura, por ejemplo, del volumen de ventas del gigante minorista Walmart en 2015.

 

Crecimiento a nivel global, pero a ritmo sostenible

Incluso en el terreno regulatorio, las aguas se mueven a favor de Jack Ma. A pesar de su rigidez, el régimen chino, además de favorecer el crecimiento de multinacionales y el desarrollo de una sociedad de consumo, también ha apostado por el mercado digital. De este modo, Pekín ha adoptado una estrategia, conocida como Internet Plus, mediante la que apoya el desarrollo tecnológico privado de sus negocios digitales.

Las perspectivas de crecimiento para Alibaba son jugosas, pero también suponen un reto. No en vano, la firma de Hangzhou ha comenzado a moverse de forma menos expansionista, buscando desprenderse del viejo tópico del producto chino de exportación de baja calidad. Por ello, ha puesto en marcha una iniciativa para reducir el impacto de la piratería y las falsificaciones en sus tiendas TaoBao.com y TMall.com.

El movimiento puede parecer contradictorio, pero Jack Ma busca reforzar las bases de la compañía para conseguir estabilizar su éxito aún a costa de reducir su volumen de transacciones. Eso sí, sin renunciar a sus planes de que su beneficio anual, que en 2015 superó los 9.000 millones de euros, se duplique en 2017.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>