La tecnología blockchain como forma de pago online de futuro

Captura de pantalla 2016-04-07 a las 11.28.37

Pese a los recelos que siguen despertando en consumidores y vendedores, las monedas digitales vuelven a estar en boca de todos. Su popularidad, especialmente el de la criptomoneda más conocida, el bitcoin, se resintió durante la recesión económica mundial aunque, paradójicamente, su cotización no responde a los volátiles mercados financieros. Resueltas las dudas sobre su seguridad y regulación, el sector tecnológico y el financiero apuestan por la tecnología blockchain.

Así lo demuestran los últimos informes del Servicio de Estudios del BBVA, que hablan de cientos de millones de dólares en inversiones en estas tecnologías sólo en este año, dentro de una industria cuyas entradas de capital ascienden en este momento a unos 1.000 millones de dólares. Y dentro de los múltiples usos que se están desarrollando, hay varias aplicaciones directas al mercado del e-Commerce.

Mirando más allá del bitcoin

La más conocida de las divisas digitales sigue siendo el ejemplo más claro de tecnología blockchain. Su difusión y sus controversias han posibilitado que la tecnología que lo sustenta se haya desarrollado tanto que incluso el sector financiero es uno de los principales inversores en las finanzas p2p. Otros, como Sony o Disney ya exploran el terreno, y hasta Microsoft se ha retractado de su posible abandono del bitcoin en detrimento de su rival Ethercoin.

Esta tecnología supone que todas y cada una de las operaciones financieras que se realizan en su entorno están compartidas entre todos los ordenadores enlazados al sistema. De este modo, cada transacción está siendo verificada y asegurada por todos y cada uno de los componentes de la red, que ceden parte de su rendimiento a este cometido y reciben bitcoins como recompensa.

A pesar de que esta cadena de bloques de información se comparte entre todos, cada transacción tiene su privacidad garantizada mediante cifrado. Esto supone un plus de seguridad y puede aplicarse a todo tipo de información financiera, como demuestra el proyecto que la startup neoyorkina R3 está desarrollando con apoyo de grandes bancos como Santander, Barclays, JP Morgan, UBS o Credit Suisse que prevén que les ahorre 20.000 millones de dólares al año en infraestructuras a partir de 2020

Blockchain para pymes digitales

Además de los pagos en divisas digitales en las propias tiendas online, esta tecnología puede aportar seguridad, inmediatez y alicientes al mercado digital. En primer lugar, por la garantía contra las pérdidas de información o el hacking que ofrece su sistema de bloques compartidos antes mencionado.

Este sistema se propone eliminar las reticencias de algunos compradores con una operativa directa, pago certificado y seguro y sin comisiones bancarias. Algo similar a lo que sucede con las tarjetas sin vinculación a cuenta bancaria, como la Tarjeta Correos Prepago Mastercard, en las que el usuario introduce la cantidad que necesita para realizar una transacción online concreta sin riesgo de sobrecostes.

A nivel tecnológico, el uso del principio p2p del blockchain puede ser el indicado para pequeñas y medianas empresas digitales por su orientación colaborativa y transparente. Aporta más opciones de pago al cliente, garantiza la seguridad de la transacción y supone menores costes y burocracia que otros tipos de pasarelas de pago. Por eso, los próximos avances en el terreno fintech prometen revolucionar completamente el contacto con el cliente y, sobre todo, la propia definición del dinero.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
  1. RT

    12/04/2016

    La banca tiene demasiados intereses creados para dejar que prospere el Blockchain. Tu lo has dicho, sin comisiones … con el clero hemos topado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>