China, el mayor mercado digital del mundo, levanta las restricciones a la inversión extranjera

Hong Kong at Night

Hacer negocio en la que pronto será la primera economía mundial está comenzando a ponerse al alcance de casi cualquier tipo de postor. En parte, se debe al propio proceso de internacionalización de grandes empresas online chinas como Alibaba o DhGate, pero sobre todo se explica por el propio proceso de cambio de modelo económico y social en el que está inmerso el gigante asiático.

En los albores del comercio electrónico, China era el país de los chollos tecnológicos de dudosa procedencia. Hoy en día, es un mercado digital vibrante que domina el ránking de empresas y también a nivel global. Esta evolución hacia la economía de mercado, todavía controlada de forma férrea por el gobierno, se apoya en una demanda interna creciente y en un pool de empresas necesitadas de nuevo capital para desarrollarse a la máxima potencia.

Una potencia en busca de inversores

Para que ese desarrollo pueda darse, el régimen chino ha desplegado todo tipo de políticas proteccionistas y ha facilitado créditos y formas de financiación público-privada para apoyar su economía digital. Sin embargo, ahora que China ya no necesita el mismo nivel de inversión en infraestructura y que su PIB ya no crece más de un 10% cada año, Pekín mira por primera vez al exterior como fuente fiable de fondos para su crecimiento.

Hace un año, el Ministerio de Tecnología e Industria chino dejó claras sus intenciones cuando anunció la creación de una zona de libre comercio en la ciudad de Shanghai, el epicentro económico del país. Como parte de este primer movimiento de apertura, también se levantó la prohibición de abrir negocio en el gigante asiático para empresas de e-Commerce de capital extranjero.

Y este experimento parece haber cuajado, ya que el Ministerio chino de Comercio ha decidido a finales de mayo abrir a la inversión foránea varios sectores clave para el nuevo tipo de desarrollo económico que busca Pekín. Siguiendo el modelo de la expansión de Alibaba en EEUU y Europa, el gobierno chino ha decidido permitir también la inversión de fondos europeos y estadounidenses en su sector comercial, industrial y de servicios.

Equilibrando el mercado digital global

El motivo de esta apertura es, fundamentalmente, conseguir en el exterior la financiación necesaria para que la economía china pueda dar el salto definitivo al liderazgo global. Al mismo tiempo, también supone una ventana de oportunidad para negocios digitales europeos dispuestos a lanzarse al mayor mercado mundial, especialmente los dedicados al sector digital, en el que todavía abundan los nichos en los que establecerse.

De hecho, el ministro chino de Comercio, Gao Hucheng, prevé que su sector supere en 2020 el billón de dólares en volumen de negocio, 250.000 millones más de lo esperado. Este dato debe suponer una llamada de atención a todo tipo de negocios en nuestro país dispuestos a competir en terrenos como auditoría, finanzas, sanidad, educación o cultura, aunque los mejor posicionados para competir y aportar experiencia y rentabilidad son el e-Commerce y la logística.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
  1. Fran

    12/06/2016

    Tiene buena pinta pero la verdad es que siempre he considerado que un mercado tan grande como el del país chino está reservado para un público más grande, no tanto para el pequeño emprendedor.

    Solo con las traducciones y demás ya se va bastante dinero y a eso habría que sumarle el tiempo de adaptación al país.

    Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>