Walmart hace posible incrementar al unísono sus ventas online y en tienda física

walmart_pay

A la hora de lanzarse al terreno del e-Commerce, muchas compañías minoristas dudan del enfoque a utilizar. Mientras la mayoría del sector se lanza en barrena al online, incluso en el sector del lujo, buscando cualquier oportunidad de ampliar mercado, algunas compañías de distribución más tradicionales, como Mercadona, mantienen una presencia online testimonial y fían toda su estrategia a su presencia física.

Esta actitud netamente analógica contrasta con la de negocios “nativos digitales”, como Amazon o Alibaba, que optan por ampliar su presencia hacia el terreno del brick-and-mortar sin temor a desviarse de su estrategia original. Del mismo modo, un retailer tan clásico como Walmart parece estar consiguiendo un reto imposible, el de ser ubicuo sin perder dinero ni cuota de mercado.

Del centro comercial al m-Commerce

Hasta hace muy poco, Walmart era el arquetipo de shopping mall al estilo americano. Sin embargo, la mayor empresa minorista mundial ha emprendido un cambio estructural desde 2011 para poner su tienda digital a la altura de su negocio offline. Este esfuerzo se debe, en parte, a su interés por tomar posiciones ante el constante crecimiento de su gran rival Amazon pero, sobre todo, por mantener su posición de dominio y aumentar su alcance a otros mercados globales.

Y, si atendemos a sus últimas operaciones y resultados, Walmart ha conseguido mantener su despliegue en tres frentes, en tienda convencional, en e-Commerce y a través de su app de pago para smartphone. De hecho, a mediados de agosto, sus resultados del segundo trimestre mostraron que sus ventas online vuelven a cosechar un crecimiento de dos dígitos tras más de dos años en cifras negativas.

En la primera mitad de 2016, las operaciones online de Walmart crecieron un 11’8%, lo que superó las expectativas de la propia compañía y le ha permitido mejorar sus previsiones de beneficio para el conjunto del año. Entre las causas de este acelerón digital, la minorista alude al incremento de inventario disponible, al éxito de su app de pago Walmart Pay y a la opción pick-up, que atrae a clientes que prefieren elegir online y luego recoger en tienda física.

Cuadrando cuentas a ambos lados de la pantalla

Para reforzar esta estrategia de digitalización, Walmart está apostando por invertir en postores online que saquen todo el partido a su archiconocida marca en el mercado digital. De ahí la compra de la startup Jet.com, en la que la minorista ha invertido la mareante cifra de 3.300 millones de dólares. El objetivo, una vez más, es intentar recortar distancias con Amazon sumando aliados que aporten innovación y desarrollo.

Este crecimiento de las ventas online se ha visto acompañado por un aumento en el tráfico de sus tiendas físicas mayor de lo esperado y en un entorno en el que rivales como Target no consiguen remontar. Pero, a pesar de sus buenos resultados, Walmart ya ha anunciado que despedirá a más de 7.000 trabajadores de su brick-and-mortar, para recortar gastos y optimizar su rendimiento, aunque a costa de la red de centros comerciales que les hizo líderes globales a base de proximidad y trato directo con el cliente.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>