Amazon Echo y Google Home, de asistentes domésticos a personal shoppers

things

La revolución digital ha generado una corriente de innovación tecnológica que, además de dar pie a todo tipo de gadgets y aplicaciones, está cambiando poco a poco muchos de nuestros hábitos. El uso de smartphones, tablets y otros dispositivos inteligentes nos ha permitido acceder a mensajería instantánea, nos ha ayudado a no volver a perdernos en la calle e, incluso, a comprar lo que queramos sin importar donde nos encontremos, siempre que haya conexión a internet, claro.

Sin embargo, el enfoque de muchos avances en este terreno no se basa en ofrecer servicios accesibles desde cualquier localización, sino desde una muy concreta, la de nuestro propio hogar. Más allá de la domótica inteligente o del Internet de las Cosas, las grandes compañías tecnológicas están reinventando el concepto de asistente virtual ofreciendo dispositivos que permiten disponer de cualquier información o servicio con sólo pedirlo a viva voz sin tener que moverse del sofá.

De nuevo, Amazon contra Google

En esta cuarta revolución industrial, al igual que en las anteriores, la rivalidad entre grandes compañías es, después del ánimo de lucro, el principal acicate de la innovación tecnológica. Por eso, no sorprende encontrar de nuevo a dos de las majors más destacadas del sector, Google y Amazon, enzarzadas en una competición sin cuartel por hacerse con el mercado de los asistentes virtuales para hogar.

La muestra de esta competitividad son Amazon Echo y Google Home, dos altavoces inteligentes que sirven de referente físico para sus asistentes personales por voz, Alexa y Google Assistant, respectivamente. Ambos, con sólo pedírselo, nos ofrecen un amplio abanico de opciones, desde controlar las luces o la temperatura de la casa, reproducir música desde Spotify o Pandora o programar tareas.

A pesar de que Google Home ha llegado al mercado más recientemente y con la intención declarada de superar el altavoz de Amazon, de su integración audiovisual con Chromecast y de que la prensa especializada haya declarado casi unánimemente que su asistente es más “inteligente” que Alexa y Siri, Echo cuenta con una característica que le diferencia de su competidor y aumenta considerablemente su utilidad, como es la integración con el entorno e-Commerce.

Hacia la compra integrada y asistida

Dado el creciente stock de productos que se ofertan en Amazon Prime, la compañía presidida por Jeff Bezos ha optado añadir una nueva pieza a su multicanal que aproveche esa sinergia. De este modo, Amazon Echo dispone de funciones de compra asistida que también se retroalimentan de los datos que aportan las operaciones de los usuarios y permiten mejorar su experiencia de compra.

Precisamente, facilitar la compra y reducir los posibles errores o dudas del consumidor son las posibilidades más llamativas de estos asistentes virtuales domésticos. Además, en el caso de Amazon, permite fidelizar a sus usuarios ofreciéndoles los productos de Prime, controlados directamente por la propia compañía. En cualquier caso, desde Google ya han anunciado que están estudiando incluir funciones e-Commerce en próximas versiones de Home.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>