Nike y Rakuten, dos formas para explotar el tirón comercial del FC Barcelona

Nike y Rakuten patrocinadores de FC Barcelona

Se suele decir que el FC Barcelona es más que un club, y a menudo se dice en más de un sentido. Por ejemplo, en el campo de la imagen, el Barça es una marca de alto reconocimiento global, inmerso en una competición paralela en la que influyen los porcentajes de merchandising, el rendimiento de los fichajes mediáticos o la capitalización bursátil, como en el caso del Manchester United, el FC Porto o la Juventus de Turín.

El eterno rival, el Real Madrid, supera a los culés en valor total por apenas 96 millones de euros, según el ránking de Forbes. Para acortar diferencias, el club catalán ha tomado en la última década varias decisiones de riesgo. La primera, incorporar publicidad en las camisetas de los jugadores, algo insólito en un club que se distinguía de sus rivales en la Liga y en Europa por no “manchar” sus elásticas por motivos económicos.

Un patrocinador nativo digital

En 2006, el primer patrocinador de la camiseta del Barça fue UNICEF, escogido precisamente para minimizar las reticencias de aficionados y también para crear buena prensa mediante la asociación con una causa humanitaria a la que el club aportaba 1’5 millones de euros por temporada. Sin embargo, la era de los fichajes astronómicos ha traspasado ya los límites del terreno de juego y en 2011, el Barça entró de lleno en el juego publicitario de la mano de Qatar. Un sponsor digital, al igual que su gran rival, con Bwin como patrocinador del Real Madrid.

El patrocinio de la fundación y la aerolínea del emirato ha suscitado controversia, pero los 30 millones de euros que aporta por temporada han ofrecido un jugoso incentivo al club. Sin embargo, el acuerdo firmado hace semanas con la firma de e-Commerce japonesa Rakuten es todavía más sustancioso, de 55 millones al año durante cuatro temporadas, que podrán incrementarse hasta los 61’5 millones por ganar títulos nacionales y europeos.

A simple vista, el acuerdo es mutuamente beneficioso. El FC Barcelona consigue mejorar sus ingresos, elude la polémica y gana en relevancia en Japón, mientras que Rakuten recupera terreno en un mercado del que prácticamente se ha retirado y refuerza su identidad como marca global ante rivales como Amazon, Alibaba o eBay. Por si faltaran argumentos, la buena relación entre el CEO de Rakuten, Hiroshi Mikitani, y el central culé Gerard Piqué ha servido para facilitar el acuerdo.

Nike, fabricante y gestor del merchandising culé

Sin embargo, para hablar de contratos auténticamente millonarios, el acuerdo entre el Barça y la firma deportiva Nike, que fabrica las equipaciones y gestiona las ventas online del merchandising culé. De este modo, a partir de 2018, el club podría recibir en torno a 155 millones al año entre pagos del fabricante, licencias a terceros y por el resultado de las ventas de las FCBotigues, las 13 tiendas físicas dedicadas a la venta de equipaciones y accesorios blaugranas.

La directiva del Barça considera este contrato “el acuerdo número uno de la historia”, ya que les asegura liquidez a medio plazo. Sin embargo, también Nike sale ampliamente beneficiado, ya que consigue los ingresos del e-Commerce del club en 32 países, visibiliza su propia marca tanto en la camiseta del principal club del siglo actual como en su estadio y garantiza que su acuerdo con el FC Barcelona cumplirá tres décadas, algo atípico en el deporte actual.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>