¿Cuándo comenzar a externalizar servicios en una pyme online?

outsourcing-externalizacion-servicios

En los inicios de una pyme, y más en España, sus impulsores y trabajadores suelen abarcar muchas áreas de la gestión de la empresa para encarrilar su arranque y su posterior desarrollo. Sin embargo, más pronto que tarde, el crecimiento del negocio genera una estructura de tareas y obligaciones compleja y cada vez más difícil de abarcar. Ése el momento de pedir refuerzos y de derivar determinadas tareas para evitar que la empresa se estanque.

A este proceso se le conoce como externalización o outsourcing y permite que una empresa subcontrate a otra u otras determinados servicios que no puede o no quiere realizar, pero que tampoco quiere dejar de ofrecer y rentabilizar. Por eso, es muy frecuente en todo tipo de negocios recurrir a la externalización de servicios informáticos o legales, de los recursos humanos o de las tareas administrativas. Sin embargo, en el sector digital, este proceso tiene otras vertientes.

Abaratando costes y esfuerzos

En su vertiente e-Commerce, el outsourcing es más habitual que se aplique en otros sectores como la atención al cliente, el reparto de pedidos o la gestión de stocks. En cualquiera de esas tareas, la externalización de servicios sirve para mejorar la calidad del servicio que se ofrece, para aumentar el catálogo que se ofrece y, fundamentalmente, para reducir costes, tanto monetarios como en mano de obra.

De hecho, en determinados modelos de negocio, como los minoristas online, el momento en el que se comienza a practicar el outsourcing suele ser crucial para el futuro de la empresa. Si uno se decide a externalizar demasiado temprano, puede que el negocio principal quede descolgado de los servicios subcontratados; en cambio, si se llega demasiado tarde, puede que ya se haya perdido la capacidad de aprovechar las ventajas de la externalización.

El outsourcing logístico es uno de los más eficaces a la hora de aplicarse a pymes. La subcontratación de servicios de reparto es, de hecho, la más común y que cuenta con todo tipo de posibilidades y proveedores, como Comandia, una plataforma escalable que proporciona distintas modalidades de envío y devolución, creación de tienda online y pasarela de pago. Sin embargo, también existen otras opciones, como la externalización de almacenes o el uso del dropshipping como modelo de negocio, que permite montar una tienda online sin necesidad de gestionar el stock o los envíos.

Externalizar para competir con garantías

La externalización está en la base de muchos nuevos negocios online y podemos encontrar múltiples ejemplos a nuestro alrededor. Ése es el caso de la tienda online Tu Caja de Herramientas, que nació para facilitar el desembarco digital de una ferretería brick-and-mortar y ha encontrado en el outsourcing de parte de sus servicios una buena forma de crecer y competir sin malgastar energías ni renunciar a los mejores estándares de servicio.

Gracias a la externalización, este negocio online ha podido ofrecer un mayor catálogo y un mejor servicio sin necesidad de atarse a inversiones arriesgadas, como espacio de almacenamiento o contratar más personal del necesario. Ésa es otra de las ventajas del outsourcing, que permite planificar mejor los gastos que supone y elimina incertidumbres que pueden salir muy caras a cualquier negocio que empieza a desarrollarse.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>