Estrategias lowcost para pymes que debutan en el e-Commerce

marketing digital pyme

A la hora de emprender un negocio online o de digitalizar una tienda física, el reto de darse a conocer en un nuevo entorno es recurrente. Por eso, hay múltiples recetas y manuales de growth hacking y de marketing digital que proponen estrategias de espectro amplio que no siempre es sencillo aplicar, especialmente cuando el presupuesto es limitado y no se tiene mucha experiencia en el sector.

Cometer errores es un proceso natural en el desarrollo de cualquier tipo de negocio, pero cuando afectan a las primeras decisiones de marketing o de creación de marca, pueden salir muy caros. Sin embargo, las pymes y emprendedores que se inician en el e-Commerce pueden aprovecharse de recursos low cost para dar relevancia a sus productos y atraer visitas y compras sin necesidad de invertir una fortuna en anunciarse.

Afinando anuncios, precios y segmentación

Gracias al desarrollo de herramientas como Google AdWords, Facebooks Ads y otras similares, cualquier startup puede lanzar una o varias campañas simultáneamente a un coste relativamente asequible. Además, el uso de perfiles de negocio en redes sociales y el posicionamiento SEO permite alcanzar un público similar a coste cero, aunque para ello haya que desarrollar en primera persona contenidos atrayentes y optimizados para que aporten valor y visitas.

Un mensaje de texto persuasivo, una buena foto y cierta persistencia pueden generar mucho tráfico, pero si lo que se busca es conversión, es necesario acompañarlo de un precio convincente o de una promoción ventajosa. De hecho, una estrategia de marketing digital puede llegar a viralizar productos de manera totalmente improductiva si se excede o se queda demasiado corta en su política de precios.

Para fijar los precios de productos destacados que aportan visitas, hay quien opta por centrarse en mantener margen de beneficio y quien mantiene como referencia a su clientela. La clave reside en conocer cuál es la clientela objetivo de cada producto, qué valor le otorga y cuáles son los resortes que les motivan a comprar. Para ello, existen recursos de analítica low cost como KiSSMetrics, Woopra o el clásico Google Analytics, que permiten segmentar al máximo a los usuarios.

Retargeting e email marketing, para que vuelvan

Una vez que tenemos una base de clientes que nos permita conocer más de cerca sus hábitos, es posible desarrollar a bajo coste una estrategia para facilitar que retornen. Para ello, la clave está en dirigir las campañas hacia un perfil concreto de cliente, empezando por los datos que ofrece su navegación en la tienda online. Optar por el retargeting puede resultar más caro a corto plazo, pero ayuda a reestablecer el contacto con visitantes ocasionales y a fidelizar a los recurrentes.

La clave está en establecer una relación con el público objetivo de forma efectiva y poco invasiva. Para ello, también sirven de ayuda las campañas de email marketing, que suponen un coste más reducido, pero que pueden ofrecer un retorno de hasta 38 veces lo invertido. Además, como en la mayoría de las prácticas anteriormente recomendadas, es posible implementarlas uno mismo a través de herramientas sencillas como Mail Chimp, que permiten rentabilizar al máximo la curva de aprendizaje.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>