¿Cómo afectan al e-Commerce canario los últimos cambios burocráticos en el DUA?

Port of Santa Cruz, Tenerife, Spain

En muchos sentidos, las islas Canarias funcionan como un territorio al margen del resto del estado e incluso de la Unión Europea. Debido a su ubicación, literalmente en otro continente, el archipiélago dispone de un huso horario diferente y un clima subtropical ajeno a los rigores de la península, pero también de Régimen Económico Fiscal propio que le permite recaudar tasas a su medida para fomentar el consumo y facilitar la inversión.

Ese sistema propio incluye un impuesto indirecto, el IGIC, similar al IVA pero más reducido, y, a su vez, implica trabas burocráticas para el comercio hacia y desde la península. De hecho, el régimen aduanero actual, que considera las islas como región ultraperiférica de la UE, implica que cualquier compra desde Canarias se considere importación aunque el pedido se “exporte” desde otra comunidad autónoma.

Cambios en el DUA

Esta peculiaridad fiscal del archipiélago, y los cerca de mil kilómetros de distancia con el punto más cercano del continente, son el motivo fundamental de la clásica coletilla “envío sólo a Península y Baleares” que aplican un 58% de tiendas online españolas. Para intentar paliar esta exclusión, el pasado 29 de junio, ha entrado en vigor una reforma del Régimen Económico Fiscal canario que busca reducir las trabas legales al e-Commerce.

Hasta ahora, todas las compras y ventas online desde las islas se gestionaban mediante la obtención del DUA, el documento único administrativo, que añade al precio del producto los costes de gestión aduanera y dificulta conocer el importe final de la transacción. Con la reforma recién implantada, las compras de productos que no superen los 150 euros comienzan a estar exentas de este impuesto con el fin de facilitar el acceso de los canarios al e-Commerce global sin trámites, ni sobrecostes.

Esta decisión ayuda a simplificar las compras que se producen con mayor frecuencia y amplía el anterior mínimo exento, por debajo de los 22 euros. Sin embargo, los negocios online canarios critican que esta reforma les excluye, ya que sólo se aplica a los consumidores. Teniendo en cuenta que es un mercado poco explotado y que cuenta con más de dos millones de potenciales clientes locales y más de 11 millones de turistas al año, son muchos los marketplaces foráneos dispuestos a aprovechar el cambio.

Un mercado por abrir

La reforma del DUA amplía las opciones de compra para el cliente online en el archipiélago, pero deja pendiente ofrecer soluciones a los e-Commerce canarios, que ven como aumenta su competencia mientras sus opciones de acceder a otros mercados siguen viéndose limitadas por los costes aduaneros y de distribución.

Las cifras demuestran que esta modificación era necesaria para incentivar el consumo, dado que sólo un 33% del población canaria adulta compra online, frente al 43’8% del resto del estado. Sin embargo, una reforma más amplia podría aumentar las posibilidades del comercio electrónico en Canarias, que obtuvo una facturación anual en 2016 de 555 millones de euros, muy lejos del crecimiento generalizado del e-Commerce español.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>