Las cadenas de supermercados se incorporan definitivamente al e-Commerce

supermercado ecommerce entrega

A pesar de haberse mantenido en un discreto segundo plano, la venta online de las principales empresas de distribución de productos de alimentación y hogar parece estar despertando en nuestro país. La diversificación de los servicios de Amazon, que ya distribuye alimentos frescos a domicilio en las grandes ciudades, ha obligado a muchas cadenas de supermercados offline a dar un salto adelante en su proceso de digitalización.

Durante años, las tres principales empresas del sector, Mercadona, DIA y Carrefour, se han ido posicionando en el mercado online con pies de plomo. El escaso peso de sus páginas web en sus ventas, que sumaban un 1% el pasado ejercicio, no suponía una motivación suficiente para invertir en e-Commerce. Esto ha propiciado, además del desembarco del gigante de Jeff Bezos, la aparición de empresas intermediarias como Deliberry o Ulabox, dispuestas a aprovechar un sector en alza.

Entrega en el mismo día

Sin embargo, los últimos movimientos de las grandes cadenas de supermercados muestran que la tendencia ha cambiado. Según los últimos datos de facturación publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, las ventas online de alimentación han crecido un 61% en 2016, hasta los 518 millones de euros. La mejora en la usabilidad y en los servicios postventa, así como la competición por recortar tiempos de entrega, pueden tener la culpa.

Desde hace meses, Amazon Prime Now y El Corte Inglés ya ofrecen entregas en una y dos horas en varios puntos del país, principalmente el área metropolitana de Madrid y Barcelona. Este movimiento ha precipitado que cadenas como Carrefour o DIA desplieguen estrategias divergentes para intentar competir en tiempos con otras webs más asentadas y con un público más definido.

En el caso de Carrefour, la cadena francesa prevé ofrecer en breve distribución en el mismo día en Madrid y Barcelona, apoyándose en su propia red logística y en acuerdos con empresas plenamente digitales. Desde la compañía, destacan la necesidad de posicionarse en un mercado que prevén que duplique su volumen en los próximos 3 años y en que aporta un valor medio por pedido, hasta tres veces más elevado que el de la tienda convencional.

Alianzas estratégicas entre offline y online

El enfoque de DIA es diferente del de su rival galo. La distribuidora española ha preferido unir fuerzas con Amazon para que su tienda online, La Plaza, ofrezca entregas ultrarrápidas en Madrid y, más recientemente, en Barcelona. De este modo, DIA ha dedicado almacenes propios a la distribución de pedidos online y ha lanzado una campaña para que su clientela en tienda física conozca las ventajas del reparto en una o dos horas que aporta Prime Now a sus servicios.

Mientras, la estrategia digital que emprenderá Mercadona es todavía una incógnita. Sin estar sometida cada jornada a los vaivenes del IBEX 35, como DIA, y con la ventaja de saberse líder en venta offline, su gran reto es mejorar una web que su propio presidente ha criticado en público. LA digitalización de la distribuidora valenciana podría ser el desencadenante de un despegue completo del supermercado online en nuestro país y, al mismo tiempo, puede incrementar aún más la competitividad en el sector.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>