Las grandes empresas españolas refuerzan su apuesta online para evitar que su crecimiento se estanque

ecommerce logística españa

A pesar del crecimiento sólido del e-Commerce en España y de las perspectivas positivas a nivel global, hay varios factores que invitan a la reflexión. Las cifras se mantienen al alza por encima de los dobles dígitos, pero el déficit exterior del sector sigue creciendo mientras se encarece la incoporación de nuevos públicos al comercio online y aumenta al mismo ritmo la exigencia del cliente y la competitividad en el mercado.

Los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, correspondientes a 2016, muestran esa doble lectura. Por una parte, el e-Commerce español ha alcanzado una facturación récord de 24.185 millones de euros durante el año pasado, superando en un 20’8% sus resultados de 2015. Sin embargo, ese porcentaje de crecimiento se ha ralentizado en casi 5 puntos porcentuales respecto al incremento del 26% experimentado hace dos años.

Un crecimiento apoyado en las grandes compañías

Esta ralentización relativa podría quedarse en un mero efecto estadístico si los datos de 2017 siguen la tendencia que marca el último trimestre del que tenemos datos, entre septiembre y diciembre del año pasado. En esos tres meses, se consiguió el récord de facturación trimestral, por encima de los 6.600 millones de euros, lo que indica que existe potencial de sobra y que citas comerciales como el Black Friday, el Cyber Monday y los regalos navideños han atraido un 25’4% interanual más de ventas.

Por sectores, siguen mandando las agencias de viajes, las webs de compra de billetes de avión y el textil, aunque los tres han reducido en 2016 su cuota de mercado ante el empuje de los espectáculos, los dispositivos electrónicos y las compras de imagen y sonido. Por empresas, destaca Amazon, que representa un 15% de la facturación total del e-Commerce español, aunque, según la OCU, su plataforma es la preferida para un 43% de los compradores online.

Tras el gigante global dirigido por Jeff Bezos se encuentran la china AliExpress y El Corte Inglés, aunque a una distancia considerable. Sin embargo, los grandes almacenes que preside Dimas Gimeno parecen haberse tomado en serio su canal online, ya que pueden presumir de haber logrado un despegue del 40% en 2016, un año en el que han conseguido aumentar un 60% sus pedidos y un 25% las visitas a su web.

Repensar estrategias para ampliar beneficios

A pesar de los buenos datos de El Corte Inglés, su directiva ha reconocido que tendrá que renovar su web y su distribución para poder seguir el ritmo a Amazon. Ese diagnóstico es válido para casi todo el e-Commerce estatal, como señalaba recientemente a la prensa Ignacio Osborne, CEO de la marca jerezana y presidente del Instituto de Empresa Familiar: el e-Commerce crece, pero siguen perdiendo dinero, aunque prevé que “acabará siendo rentable sí o sí”.

Una de las principales claves del futuro del negocio digital, además de la integración de nuevos clientes, podría estar en la eficiencia logística. Así lo asegura un estudio de la EAE, en el que se refleja que, al mismo tiempo que se ha acelerado el reparto de pedidos, han aumentado las entregas fallidas, hasta un 30% del total. Saber adaptarse a la conveniencia del cliente en la entrega parece ser la asignatura pendiente para poder seguir integrando nuevos públicos y reducir las quejas e incidencias que frenan su incorporación.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>