¿Qué implica para el negocio digital el fin del geobloqueo en la UE?

geobloqueo ecommerce europeo_WP

La Unión Europea continúa revisando sus normativas sobre comercio electrónico. Tras la armonización de las distintas legislaciones nacionales de sus estados miembros, ahora le toca el turno a una de las restricciones que choca de forma más directa con el espíritu del Mercado Común Digital, las restricciones geográficas o geobloqueo.

En este caso, el Parlamento Europeo aprobó el pasado febrero la eliminación de obstáculos a las compras online desde otro país comunitario, con el fin de que los usuarios europeos no sufran ningún tipo de impedimento basado en su lugar de residencia o de nacimiento. En la práctica, esta medida supondrá el fin de los bloqueos geográficos, de las redirecciones no consentidas a otras webs y de posibles sobrecostes o problemas para finalizar el pago.

Retirada parcial de obstáculos

 La votación en la Eurocámara es el resultado de dos años de negociaciones y ha contado con un respaldo mayoritario entre los parlamentarios europeos. Sin embargo, el fin de los bloqueos geográficos no es completo, ya que elude incluir productos audiovisuales y sujetos a copyright, como películas, contenidos musicales, videojuegos, e-books o retransmisiones deportivas.

Esta exención es una concesión de Bruselas a los proveedores de contenidos, ya que, según datos de la Comisión Europea, un 68% de estas empresas usan bloqueo geográfico. Pese a esta provisión, la normativa aprobada en Estrasburgo incluye una cláusula para que en 2020 se revise la posibilidad de aplicar a estos contenidos las mismas condiciones que al resto de mercancías y servicios.

Tras recibir la luz verde del Parlamento Europeo, esta nueva legislación podría entrar en vigor antes de la campaña de Navidad de finales  de año, un periodo crucial para las ventas de cualquier tienda online. A partir de ese momento, no se podrá negar acceso o redirigir sin permiso a un usuario comunitario ni se podrá limitar el medio de pago empleado para la compra por condicionantes de localización.

Otras condiciones a tener en cuenta

 De este modo, se permitirá la compra de productos textiles o electrónicos incluso si el vendedor online no ofrece reparto en el país del comprador a través de un punto de recogida en otro país comunitario, lo que implica que esta medida no obliga a garantizar la entrega en toda la UE. Además, la normativa es también aplicable a servicios puramente online, como hosting, servicios cloud o similares.

También se incluye en esta categoría la venta online de servicios como reservas de alojamiento hotelero, alquiler de vehículos o entradas para eventos culturales o deportivos, segmentos con mucho peso en el e-Commerce español. Todas estas medidas buscan fomentar el comercio online intracomunitario, que actualmente sólo un 15% de los usuarios europeos reconoce utilizar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>