La estacionalidad del e-Commerce, ¿qué ocurre en verano?

verano oferta ecommerce_WP

Para todo negocio del entorno e-commerce, la estacionalidad en sus ventas supone un problema a la hora de cuadrar sus cuentas y gestionar adecuadamente su stock. A pesar de que cada sector tiene sus propias temporadas de baja actividad, se suele afirmar que el verano es el periodo en el que el volumen de pedidos suele descender un 30% en comparación con otras épocas del año.

Para paliar este fenómeno, tanto los marketplaces más conocidos como las tiendas online más modestas suelen recurrir a estrategias de fidelización que generen una clientela recurrente incluso en junio, julio y agosto, meses en los que los consumidores suelen centrar su interés en productos turísticos y hoteleros. Esta actividad suele incluir acciones de marketing, ofertas y promociones con las que reflotar el ritmo de ventas.

¿Cómo se comportan los clientes online en verano?

 Si atendemos a los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, se confirma que hay repuntes y caídas en las ventas online a lo largo del año, pero no en los momentos que podríamos esperar. Así, el regulador asegura que el mayor volumen de pedidos se concentra entre julio y diciembre, gracias al arrastre de las compras navideñas, el Black Friday en otoño y las rebajas veraniegas y al Amazon Prime Day.

De hecho, en el tercer trimestre de 2017, las ventas online en España superaron los 7.785 millones de euros, lo que supone un 26,1% más que el mismo verano de 2016 y 1.000 millones más de facturación que el primer trimestre y 400 millones más que el segundo. Sin embargo, la mayoría de las ventas se produjeron entre octubre y diciembre, contabilizando un volumen de 8.300 millones de euros.

Entre los sectores con mayor movimiento, la CNMC destaca las agencias de viajes, con el 15,6% de la facturación, el transporte aéreo, con el 9,9% y las prendas de vestir, con el 5,1%, superando a los hoteles y el transporte terrestre. De este modo, a pesar de que persiste en muchos sectores la estacionalidad propia del verano, la moda ha conseguido romper tendencia apoyándose en descuentos y promociones.

Planificación logística y de marketing

 A la vista de estos datos debidos a la estacionalidad, cada área de negocio digital deberá planificar sus campañas de marketing y sus esfuerzos promocionales para evitar parones en su actividad que puedan durar más de lo que su presupuesto permita. La recomendación más habitual es la de recurrir a la analítica para detectar públicos y momentos clave en los que actuar para generar recurrencia, fidelización y estabilidad.

Además, se hace necesario un esfuerzo en planificación logística que ayude a adaptar los formatos de entrega de los pedidos a la disponibilidad de los clientes, que tiende a ser más compleja en verano. Por eso, es preciso combatir el descenso de la actividad para ahorrar costes logísticos y, al mismo tiempo, aprovechar para planificar las necesidades de reparto para el nuevo periodo que se abre en septiembre.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone
No existen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>